Bienvenid@s a la Web de Tomás 

 

  PRINCIPAL

  PARQUE NATURAL

  CORTIJOS NUEVOS

  SEGURA

  HORNOS

  MÁS PUEBLOS

  RED DE SENDEROS

  CASAS RURALES

  GASTRONOMÍA

  GALERÍAS

  ENLACES

  LIBRO DE VISITAS

  FORO SERRANO

  CONTACTO

  NOTICIAS

 

 

Ophrys lutea

 

 

Ophrys apifera

 

 

Ophrys speculum

(Espejo de Venus)

 

Ophrys scolopax

 

 

Ophrys apifera

 
 
 
 
 

ORQUÍDEAS EN LA SIERRA DE SEGURA (+ fotos)

 

 En la Península Ibérica se encuentran alrededor de 80 especies de orquídeas, en su mayor parte concentradas en la zonas de montaña, de las cuales más de 40 especies tienen su hábitat en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

 La especie que me ha sido más fácil de localizar  ha sido la Ophrys, en sus distintas variedades: lutea, speculum, apifera... 

 Esta planta debe su nombre a los dos tubérculos en forma de testículos que posee y que son los que harán que en la primavera próxima den lugar a una nueva planta.

 Deriva el nombre de este género del griego ophrys, ceja, aunque no está muy claro a qué se debe. Quizá por utilizarse para teñir de negro las cejas y el pelo.

  Es quizá el género más fácil de reconocer, aunque identificar las especies es bastante más complejo. Son hierbas por lo común de pequeña talla, con una roseta basal de hojas más o menos definida, y otras caulinares de menor tamaño, sin manchas. Las inflorescencias son racimos laxos y paucifloros, con brácteas florales foliáceas. Las flores son muy vistosas. Sépalos y pétalos se disponen más o menos patentes. El sépalo dorsal es más o menos cóncavo y en muchas especies parece formar un pequeño casco sobre la columna. Los laterales, abiertos, son de color verde, rosa o blanquecino. Los pétalos laterales suelen ser menores, a veces filiformes, patentes, de color semejante a los sépalos.

 El labelo constituye la estructura de mayor tamaño y la más llamativa. En la mayoría de las especies presenta la forma de un insecto y se divide en tres lóbulos, los laterales de morfología y disposición muy variable; el central generalmente abombado, con el ápice desde apendiculado (O. scolopax), a escotado (O. dyris) o revoluto (O. tenthredinifera). Puede tener diversos grados de pilosidad, dibujos, espejuelos, crestas, etc. En el centro de la flor se encuentra la columna. En su base se encuentra la abertura o cavidad estigmática, y por encima de ésta se alza la parte de la columna que aloja las dos polinias, cada una con una larga caudícula y de dispersión independiente. En muchas especies, los laterales de la abertura estigmática tienen dos pequeños y brillantes bultitos que pueden parecer los ojos de un insecto y, por ello, se denominan falsos ojos. Ovario sésil en el que se aprecia poco el revirado. Frutos con hasta 10000-15000 semillas.

  Durante la floración comienzan a envejecer las hojas basales. A lo largo del verano se acaba secando toda la parte aérea. Y, al llegar el otoño, con algo más de fresco y lluvia, se suelen desarrollar las hojas de la roseta, que permanecen durante el invierno. Ello permite que se inicie la formación de un nuevo tubérculo durante el otoño. Se detiene casi su desarrollo durante el invierno y se acelera a la primavera siguiente. La formación de la inflorescencia ocurre a costa de los nutrientes almacenados en el tubérculo viejo, no del nuevo, que actuará al siguiente año. Cuando se seca la parte aérea el tubérculo viejo está prácticamente agotado. No todos los años se produce la floración. Parece que la planta debe ir acumulando materia a lo largo de más de un año, aumentando en superficie foliar (número y tamaño de las hojas) y en peso.

 La polinización tiene lugar por engaño sexual o pseudocopulación, ya que el labelo imita a las hembras de ciertos himenópteros, e inclusive a otros grupos de insectos. El género se divide en dos secciones en función de la posición que adopta el abejorro al ser engañado. Si el insecto se dispone con la cabeza hacia el centro de la flor (polinización cefálica), se trata de la sección Euophrys, la más amplia del género. Si, por el contrario, el insecto mira hacia el exterior de la flor y transporta los polinarios sobre el abdomen (polinización abdominal), se trata de la sección Pseudophrys, menos numerosa pero no menos compleja en lo taxonómico.

 El engaño no es sólo visual, también táctil e incluso olfativo. La relación es bastante específica. Los machos de himenópteros suelen emerger de la ninfa antes que las hembras e intentan la cópula con las orquídeas con mucho entusiasmo. Una pseudocópula puede durar desde pocos segundos hasta un cuarto de hora. A pesar de tan refinado sistema, la hibridación natural parece ser frecuentísima.

 Las flores de Ophrys producen también sustancias aromáticas. No tienen exactamente las mismas feromonas que segregan las hembras de los insectos, pero sí una buena cantidad de sustancias cuyo conjunto también debe resultar atractivo y estimulante para los machos. Este conjunto de aromas parece vital en los procesos de especiación pero, lamentablemente, nos resulta inaccesible a los humanos. Por el contrario, el factor visual que nosotros apreciamos bien, podría ser de importancia secundaria para los polinizadores. En algunos casos, las semejanzas con un insecto son muy evidentes (incluso para nosotros) en pelosidad, máculas, crestas, ojos, etc.

 Otros caracteres de importancia en los procesos de especialización son el tamaño del labelo, que constituye un mecanismo de selección del polinizador, y la época de floración, porque los machos aprenden y al cabo de cierto tiempo no hacen caso de las orquídeas y se dedican a buscar sus verdaderas hembras. Por lo tanto, deben aprovechar los machos "inexpertos" y serán favorecidas las plantas que florezcan comparativamente temprano. Una floración tardía puede aprovechar otra especie de polinizador o una segunda generación de la misma especie. Por tanto, esto apoyaría procesos de especiación temporal.

 El género en su conjunto muestra claras preferencias calcícolas y heliófilas. Para algunas especies se admite tolerancia a los suelos ácidos o a los húmedos. Habitan matorrales, tomillares, pastos más o menos empobrecidos, lugares abiertos, etc.

 Algunos años, cuando la primavera ha sido lluviosa, se dan floraciones masivas muy llamativas en nuestro entorno.

 

  Principal Parque C. Nuevos Segura Hornos  Pueblos Senderos Casas Gastronomía Galerías Enlaces  Foro Noticias